top of page

ITA BERCOVICH


 

Líder del Movimiento de Danza Judía en México



“Fue un jueves… mi primer ensayo fue en jueves y creo que por eso es uno de mis días favoritos de la semana. De ahí en adelante, durante muchos años, todos mis jueves estarían ocupados… y los martes y los domingos y cuantos más días se necesitaran… ¡mientras más, mejor! Ese jueves me encontré con un futuro promisorio, aunque no supe entonces cuánto. Caras conocidas y caras nuevas, melodías familiares y pasos listos para ser bailados… personalidades impresionantes; Carlos Halpert con su bigote y su cigarro perpetuo sembraría su influencia y su entrañable amistad a partir del primer momento… ese jueves. Ese jueves se empezaría a gestar lo que sería mi vida durante los siguientes varios años: mi vida diaria en tantos sentidos… social, afectivo, íntimo y familiar; cultural, creativo profesional y artístico. En fin, todo mi entorno giraba alrededor de Anajnu Veatem: los ensayos, las funciones, las giras… ayudar con el vestuario, buscar las telas, ir con la costurera… buscar a los amigos, aprenderse los bailes, enseñar las coreografías… todo desde ese jueves. Ese jueves inicié también mi carrera profesional. Gracias a la motivación que nació de mi camino por Anajnu Veatem di inicio a una larga lista de colegios e instituciones con las cuales tuve el enorme privilegio de colaborar… dando clases de rikudim, realizando montajes de festividades y eventos especiales, habiendo obtenido el gran regalo de haber sido parte muy activa de la vida comunitaria. Creo que empecé a convertirme en “Ita la de los bailes” …ese jueves. Ese jueves encontré caras conocidas y rostros nuevos. Cómplices que, semana tras semana, se vincularían a mi vida de manera atesorable e inolvidable, más allá del tiempo que implicaba pertenecer al grupo. Hermandades que continúan ahora… tanto tiempo después, tan presentes como siempre. De otros cuantos tuvimos que despedirnos tristemente antes de tiempo aunque permanecen vivos en nuestra memoria y nuestro corazón. Ese jueves, desde algún espacio en el universo, se planeaba lo que sería mi mejor regalo de la vida… Nurit, Yonatán y Liat… mis tres amores que se gestaron y nacieron de las entrañas de ese microcosmos al que tantos hemos pertenecido, que fueron parte del elenco y que son familia Anajnu Veatem. Los tres han seguido en el camino del arte y la danza que empezó a trazarse… ese jueves. Muchas semanas, cuando llega el jueves, recuerdo que hay ensayo y pienso en los bailarines, todos, de todas las épocas que han tenido y hasta el día de hoy tienen la fortuna de recorrer un ensayo más… ESTE JUEVES.”


Ita Bercovich

 

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page